Av. Santa Fe 428
Torre 3 Piso 15,
Zedec Santa Fe,
05349 Cuajimalpa,
CDMX, México

Correo 
contacto@saxummedia.com

Celular
55·3717·3868

Lunes — Viernes: 9 am to 6 pm

Un buen mensaje requiere de una buena estrategia.

Un buen mensaje requiere de una buena estrategia.

Imagen 1Imagen 1

 

En días pasados Hershey’s Mexico realizó una campaña con motivo de sus 50 años en el país. Esta campaña fue nombrada #Hacerelbiensabebien  la cual tuvo un costo de 20 millones de pesos y su objetivo era el de despertar empatía entre sus consumidores al realizar buenas acciones y con esto generar un impacto positivo socialmente.

 

Esa era sólo una parte de la estrategia comercial prevista para esta campaña, porque la otra parte era el crecimiento económico tanto para la empresa como para México con el consumo de cacao de Chiapas.

Pese a la buena intención de la compañía, no resultó como se esperaba, ya que fue percibida como racista y clasista. Esto se debió a la mala implementación que se hizo con los contenidos de la campaña.

 

Un error con muchas caras

 

Contó con la participación de varios influencers sobre todo en Instagram, quienes publicaron fotografías de ellos realizando una “buena acción”, en la cual regalaban chocolates Hershey’s a personas que lo necesitaran; en su mayoría era gente de escasos recursos.

Imagen 2

 

Las imágenes se viralizaron rápidamente, pero no precisamente por la buena acción, sino por ser vistas falsas, posadas y fingidas; sin mencionar los textos utilizados por los influencers para describirlas.

 

Los usuarios de las redes sociales no tardaron en manifestar su descontento hacia la campaña tachándola de elitista e incorrecta al utilizar a personas en situación vulnerable tanto económica como social frente a influencers y modelos.

 

Debido al polémico resultado, muchos de los influencers eliminaron las imágenes de sus cuentas, pero esto no evitó que siguieran circulando en las redes sociales.

 

 

Algunos de los comentarios que expresaron los usuarios fueron estos:

Imagen 3

Por su parte, la respuesta de la empresa ante la desaprobación y criticas a la campaña, fue emitir un comunicado en su cuenta  ofician de twitter en el que expresaron lo siguiente:

 

Reconocemos que la ejecución de la campaña fue inadecuada y ofrecemos una disculpa a todos aquellos que pudimos haber ofendido. La campaña fue retirada inmediatamente y lamentamos no haber podido trasmitir correctamente nuestro mensaje, el cual buscada inspirar empatía en nuestros consumidores al realizar buenas acciones

 

Éste, es un claro ejemplo de que una buena intención no es suficiente sin una estrategia bien pensada e implementada. Lo que pretendía ser un acierto que despertara la conciencia social de las personas y celebrara los éxitos de la compañía tras 50 años de trabajo, se convirtió en un error que terminó afectando la imagen y reputación de la marca.

 

 

Fuentes: Verne.elpais, @mxhersheys, El Economista.

Imágenes: Instagram, Twitter, The hersheyscompany.

 

 

Post a Comment